Por los derechos humanos y laborales de los trabajadores de las maquiladoras
 
Invierta en la justicia | Inicio
     
 
 








   
   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   

Algunos datos de la industria maquiladora de exportación
CFOmaquiladoras.org

Los datos siguientes son una elaboración propia de CFOmaquiladoras.org con base en cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). El Instituto publica estas estadísticas los últimos días de cada mes, y los datos son de 60 días antes. Se entiende que ese es el tiempo que INEGI toma para recopilar la información proveniente de una encuesta mensual que cada maquiladora esta requerida a llenar para INEGI. Los datos de los meses más recientes son preliminares y con frecuencia son posteriormente ajustados por el propio instituto.

Cifras al mes de: Abril 2005
Publicadas: Junio 29, 2005

Hay dos maneras distintas de llegar a las estadísticas de la industria maquiladora en el sitio de INEGI. La forma más directa es:
http://dgcnesyp.inegi.gob.mx/cgi-win/bdieintsi.exe/NIVJ150002000300050005#ARBOL?c=1414

El vínculo siguiente permite ir tanto a los desagregados de las maquiladoras como regresar a la página principal de INEGI:
http://www.inegi.gob.mx/est/contenidos/espanol/rutinas/ept.asp?t=emp75&c=1811

DOS TOTALES

El total de empresas maquiladoras en el país a fines de abril de 2005 era 2,820. Este número de fábricas emplean 1,164,050 empleados, de los cuales el 51% son hombres, y el 49% mujeres. Efectivamente, en México son más hombres que mujeres los que trabajan en maquiladoras.

DISCRIMINACIÓN DE GÉNERO

Pero más mujeres que hombres están haciendo el trabajo más duro. Del total de obreros, el 54% son mujeres y el 46% hombres. Estos gozan de la ventaja de ser el 74% de los técnicos de producción, y el 64% de los empleados administrativos. En otras palabras, poco más de 5 de cada 10 personas en las líneas de producción son mujeres, pero sólo hay una mujer por cada 4 técnicos, y una por cada 3 administrativos. Las mujeres son menos de una tercera parte de todos los trabajadores técnicos y administrativos.

Este desequilibrio se amplifica cuando miramos el desagregado correspondiente a la mano de obra. Los obreros llegan a 919,925 que significa el 79% del total de empleados. Los técnicos representan el 13%, y los administrativos 8%.

La pérdida de posición de las mujeres obreras en las maquiladoras ha sido muy constante. En enero de 1990, fecha de las primeras estadísticas disponibles, las mujeres eran el 60.7% del total de obreros. En abril de 2005 son el 53.8%, o sea 7 puntos porcentuales menos en un lapso de 15 años.

LA FRONTERA NORTE

Tres cuartas partes de todos los empleados (76%); de todos los obreros (76%), y de todas las maquiladoras (73%) se localiza en los cinco estados fronterizos de México: Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua, Sonora y Baja California. La frontera norte sigue teniendo el papel central para la industria maquiladora con sus 2,077 maquiladoras y 888,061 empleados.

Los datos de INEGI permiten notar que las obreras en los estados fronterizos son el 53% del total de obreros en la región. Eso es un punto porcentual menos que el que corresponde a la participación de la mujer a nivel nacional. Un aspecto que puede influir en esto es la predominancia de maquiladoras de la industria automotriz en la frontera, que emplean a más hombres.

El estado número uno en cantidad de trabajadores es Chihuahua con 274,086 (24% del total nacional), a pesar de contar con menos de la mitad de maquiladoras que Baja California. Esto es debido a que una fábrica maquiladora puede tener desde 5 hasta 3 mil trabajadores, por mencionar dos números cualquiera. Baja California tiene el 21% del total nacional, Tamaulipas el 15%, Coahuila el 9%, y Sonora el 7%.

DESCENSO Y RECUPERACIÓN DEL EMPLEO EN LAS MAQUILADORAS

En junio de 2001, México alcanzó un tope histórico en su número de fábricas maquiladoras: 3,735. Sin embargo, ocho meses antes, en el mes de octubre de 2000, se dio inicio un proceso de cierre de maquiladoras y descenso de la producción (que por cierto se anticipó por un par de meses al comienzo del desaceleramiento de la economía de Estados Unidos). También en octubre de 2000 los empleos maquiladores alcanzaron un tope histórico: 1,347,803. A partir de ahí comenzó un declive que llegó a su punto más bajo en julio de 2003, cuando se contaron 1,045,598 empleos. 302,205 empleos perdidos fue el saldo total del desaceleramiento (22%). En los 21 meses a partir de julio de 2003, la industria ha recuperado 118,452 trabajos.

La disminución de maquiladoras respecto a su máximo, y hasta abril de 2005, fue de 915.

MAQUILADORAS EN EL TLCAN

Aún y con el descenso de los años 2001 al 2003, el crecimiento neto de la fuerza laboral en las maquiladoras desde que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entró en vigor el 1 de enero de 1994, hasta abril de 2005 es de 617,462 empleos, o un 113% más respecto a los 546,588 que había el 1 de enero de 1994. Esa ganancia por supuesto fue mucho mayor durante la cima del 2002: 147%. El punto aquí no es si los que apoyaron el TLCAN pudieron en algún momento decir que el empleo en las maquiladoras se triplicó, y ahora sólo pueden asegurar que se duplicó. Para los trabajadores, lo que importa es que los empleos en la industria maquiladora, además de que ser mal pagados, son sumamente vulnerables y dependientes de la economía y compañías de Estados Unidos, lo que los hace inestables.

Algo similar ha sucedido respecto al número de fábricas. El 1 de enero de 1994 había 2,143 maquiladoras. De esa fecha a junio de 2001 se instalaron otras 1,620, pero enseguida muchas de ellas, 931, desaparecieron. Si el número de hoy, abril de 2005, se compara con 2,143, el resultado es una ganancia durante los 11 años y medio de lTLCAN de 677 maquiladoras. Pero el problema es el mismo, la inestabilidad, sobre-explotación y abusos que se viven en esas fábricas. Por eso Julia Quiñonez, del CFO, se ha referido antes al “espejismo de las maquiladoras”.

TIJUANA Y CIUDAD JUÁREZ: GANANCIAS Y PÉRDIDAS EN GRANDE

Tijuana, siempre la ciudad con más maquiladoras, llegó a tener en febrero de 2001 la cifra de 820 maquiladoras. Hoy tiene 573 aunque llegó a caer a 545 en agosto de 2003.

Ciudad Juárez, por su parte, llegó a su máximo de trabajadores al mismo tiempo que el tope nacional en octubre de 2000. Ese mes alcanzó 264,241 empleados. En abril de 2005 la cifra es 214,416. Ciudad Juárez tendría aún que recuperar 49,825 empleos para regresar a su nivel máximo alcanzado.

REYNOSA: LA CHINA DE LA FRONTERA   

A contracorriente del desaceleramiento de la economía estadunidense, una ciudad de la frontera mexicana con Texas no sólo no perdió empleos maquiladores, sino los ha continuado ganando. Reynosa es una especie de China en la frontera. De hecho, nunca ha tenido más empleados que en abril de 2005: 87,164 en 126 maquiladoras.

Ciudad Acuña siguió el mismo camino de Reynosa en crecimiento sostenido de empleos hasta noviembre de 2002, cuando alcanzó 37,683 trabajos. A partir de esa fecha, Ciudad Acuña ha perdido 4,021 trabajos. En abril de 2005 tenía 33,662.

UNA DISCRIMINACIÓN GEOLABORAL

Varias otras ciudades han sufrido retrocesos grandes en el empleo. Una razón salta a la vista, varias de ellas habían tenido tradicionalmente condiciones de salario y trabajo mucho mejores que las existentes en Reynosa, Ciudad Acuña, Ciudad Juárez o Tijuana. Pero siguiendo la ruta de exprimir más a los trabajadores, las maquiladoras han dejado que Matamoros y Tecate pierdan un 25% de empleos, Nogales 27%, Piedras Negras 30% y Agua Prieta 43% a partir de sus topes alcanzados. Esos porcentajes son mucho más altos que el promedio nacional de empleos perdidos después del tope en octubre de 2000, que es de 14% contando los recuperados hasta hoy.

Impacto de género de la pérdida de empleos en las maquiladoras

Ir arriba